sábado, 15 de diciembre de 2007

2. Postales sin tiempo - Grisel Bercovich




Acaba de ser publicado el segundo disco de Grisel Bercovich, una muy buena cantante que ha dedicado su arte a un amplio abanico de géneros, que va del tango a la canción melódica, pasando por el cuplé, la canción de vaudeville y la chanson francesa. El disco lleva el título de su nuevo espectáculo musical: "Yo soy Grisel" (una clara alusión a "Yo soy María", la operita de Astor Piazzolla y Horacio Ferrer, de la cual se incluye de hecho alguna canción). Sin embargo, en una muestra de lo que cabe entenderse como políticamente incorrecto, hablaremos aquí de su disco anterior: Postales sin tiempo. ¿Debería leerse esto como una crítica solapada al nuevo registro? De ninguna manera. Se trata, simplemente, de establecer un orden temporal y no dejar pasar esta muy cuidada producción por el solo hecho de haber sido editada un par de años atrás.

Postales sin tiempo es una colección de canciones que si tienen algo en común es el espíritu, entre melancólico y desenfadado, propio de un espectáculo de café concert. Grisel Bercovich es aquí acompañada al piano por Hernán Miguez y la edición tiene el especial atractivo de haber sido concebida como un todo coherente, inclusive más allá de lo musical. El disco se ofrece en un estuche de DVD y viene acompañado por una atractiva colección de doce postales (una por cada canción, una por cada hora del día...) elaboradas especialmente para la ocasión.

Nada diremos de las canciones en sí mismas, ni de su estilo interpretativo, más allá de lo que ya comentamos. Una de las ventajas de esta discoteca virtual es que nos permite ofrecerle a nuestro eventual visitante que escuche y que juzgue por sus propios medios. Sí deseamos aclarar que hemos seleccionado, de las doce canciones que integran el registro, no necesariamente las más representativas, sino cuatro de las que más nos han gustado. Lo cual supone, como es evidente, el haber puesto en juego cierta subjetividad. En estas cuatro canciones Grisel canta en francés, en inglés y en castellano, con invariable comodidad y siempre con la misma carga de seducción artística.

De las cuatro canciones en cuestión hay tres temas tan clásicos como Bajo el cielo de París, Lilli Marlene y Caserón de tejas, más una composición de Miguez titulada Postal sin tiempo.

Para comprar este disco o conocer más sobre él: www.yosoygrisel.com.ar

domingo, 2 de diciembre de 2007

1. Things we said tomorrow - Inca Rose Duo




El primer disco en subir a esta discoteca virtual es una reedición. Pero viene a cuento del título de este blog, y de su declaración de intenciones. Este disco compacto, editado inicialmente en 1999, está dividido en tres partes. La primera rescata siete canciones del compositor inglés John Dowland (1562-1626). Siguen luego ocho canciones populares catalanas. Y la tercera parte está integrada por siete canciones compuestas por John Lennon (1940-1980) y Paul McCartney (n. 1942). Todo el disco, sin embargo, mantiene una línea estética coherente, como si se tratara de una misma especie de música. Y es muy probable, en definitiva, que así sea.

Annelise Skovmand nació en Boston. Pablo Gonzalez Jazey en Tucumán. Ambos se complementan maravillosamente, a través de la musicalidad del canto y la guitarra. No hay distancias entre ellos, producto del diferente origen, como tampoco hay distancias entre las canciones que integran este compacto, más allá del tiempo que media entre Dowland y Los Beatles, o la distancia que separa Inglaterra de Cataluña.

El audio que ofrecemos está conformado por una canción de cada uno de los tres bloques que integran este disco, distantes entre sí sólo en apariencia. Primero suena una canción de Dowland, luego una canción catalana (Cançó del lladre) y finalmente Blackbird, de Los Beatles. Las tres interpretaciones son exquisitas.

Y cabe destacar dos cosas. La primera, que esta reedición de Things we said tomorrow incluye dos pistas que no aparecen en la edición original (la Fantasía VII de Dowland y And your bird can sing de Lennon-McCartney). Y la segunda, que la canción de Dowland (Can he excuse my wrongs) es el corte de difusión del último disco del cantante Sting, que acaba de ser editado por el sello de música clásica Deutsche Grammophon. Curiosa coincidencia que marca al menos la pauta de que no se trata de una idea solitaria esto de cruzar lo clásico con lo popular.

Para comprar este disco, visite http://www.cleoproductions.com/espa.html

sábado, 1 de diciembre de 2007

Música de dos mundos - Objetivos

Música académica vs. música popular...
Música moderna vs. música antigua...
Música instrumental vs. música cantada...

Los hombres imponen categorías y dicotomías en todas partes, y el arte no ha quedado a salvo de semejante costumbre. Acaso esto sea inevitable: nuestra mente trabaja clasificando las cosas en categorías. Así es como llegamos a conocer el mundo. Pero lo más valioso que hay que saber acerca de las clasificaciones es que ellas siempre son relativas.

En este espacios nos proponemos presentar a nuestros visitantes diferentes producciones discográficas que consideremos valiosas, al margen del género en el cual ellas puedan ser razonablemente inscriptas. La idea es presentar algunos discos, con un breve comentario en cada caso y, lo que es más importante, ofrecer uno o dos ejemplos musicales de cada uno de ellos.